• es
  • pt
Atención al cliente | 955 981 854

El evento perfecto

imagen monet 17Empieza septiembre y con él el nuevo curso. La vuelta al trabajo, a la rutina, y fruto de ella de nuevo también los eventos. Un evento puede ser clave a la hora de establecer contactos empresariales, de potenciar clientes y afianzar los que ya tienes. Pero por ello hay que cuidar al máximo los detalles.

En primer lugar,  hay que analizar tu evento: temática a tratar, tipo de público que va a asistir, la programación, etc. Esto te va a dar muchas pistas a la hora de qué debes escoger para un buen desarrollo de la cita.

Una vez analizado a qué te enfrentas, debes realizar una búsqueda exhaustiva del sitio en el que tendrá lugar el evento. Ubicación, acceso, parking, decoración, espacio, sonido, luz… todo análisis es poco, y habría que establecer parámetros para evaluar los pros y los contras de cada una de estas variables, para analizar en función de los resultados si ese sitio es el lugar adecuado o, por el contrario, lo rechazamos.

Tras la elección del sitio, viene la decisión de qué servicio de catering nos conviene más. Selecciona a varias personas de confianza exigentes en la cocina para evaluar y comparar las ofertas. Recuerda que aquí los asistentes suelen ser bastante duros, no perdonan nada en mal estado, la buena presencia suma muchos puntos, y la comida de sobre es fácilmente reconocible.

Y solo queda ultimar los detalles. Por supuesto cuidar la mantelería está entre ellos. Las fundas de sillas, los manteles, todo debe ir en consonancia con el evento. Y las pequeñas sorpresas, o los regalos corporativos son cosas de bajo coste que no supondrán mucho gasto pero en cambio incrementarán tu popularidad y reputación de cara a los asistentes. Estilógrafos con tu marca serigrafiada, blocks de notas, fundas para los iPads o agendas, son ideales para este tipo de citas.